domingo, 2 de marzo de 2014

CRÓNICAS DEL GHETTO (SIETE)


COÑO, Y YA ENTRAMOS EN MARZO


Un ruido ensordecedor me llega de la calle. Suspendo la ecribidera y voy a la ventana, con cuidado, mirando con un ojo, escondidito,  pues las balas perdidas matan a mucha gente chismosa.

El ruido es producido por una cama de hierro que van arrastrando sin ruedas, puro metal contra el asfalto. Tira de ella una camioneta negra de setenta u ochenta mil dolares y no logro identificar la marca. Esa cama vieja reforzará la barricada de la avenida Cabriales.

De las quintas y los edificios la gente sale a las aceras para ver el paso de la estructura de hierro y acero que ha de colaborar con la invulnerabilidad de nuestra guarimba mas cercana.

En una palabra, el ghetto será más ghetto.

Pero no es esto lo que ocupaba mi mente al comenzar a escribir. Es la fecha. Ha llegado el mes de marzo y hace unos días era enero. Ayer, como quien dice, era febrero, el día del amor, el cumple de mi hijo Rogito, el cumple de María. Ya para el 23, el cumple de María, tuvimos que hacer toda una expedición entre guarimbas para llegar hasta el centro comercial donde queríamos almorzar. Resultó que el centro comercial estaba cerrado y tuvimos que remediarnos en La Mansión del Pan. Ganamos, porque estaban haciendo unas pizzas excelentes. Luego, corriendito para la casa, que ese día hubo grandes jaleos en El Trigal.

 Estamos en marzo y no escampa. Hoy salí con el carro decidido a buscar lubricante y unas medicinas para Tony y para María. Recorrí mas de la mitad de la ciudad de Valencia siempre metiéndome por espacios angostos abiertos en las barricadas. La ciudad sola. El silencio es sobrecogedor. En el radio del carro están narrando la marcha de Caracas. Otra marcha. Me llama un amigo y me cuenta que la marcha es muy nutrida. El está viendo las imágenes en su teléfono satelital.

La estación de servicio está cerrada. Me olvido de la gasolina. Veo en el parque de Los Enanitos muchos automóviles estacionados. Los fregadores independientes, que usan el agua del rio Cabriales,  no creen en huelgas ni revoluciones y los propietarios prefieren un auto limpio aunque se los quemen en una guarimba. Allá ellos.  Yo me voy para la casa.

Estamos en marzo y no escampa. En Farmatodo no hay  la medicina de Tony,  gracias a Dios que María tiene una buena reserva. Sí hay Piroxican para loes huesos. A esta gente les llegó  una gandola de productos pues veo pasta Colgate, shampoo, pañales desechables. Pero no hay ni una galleta, ni jugos, ni mariqueras de las que acompañan las películas. Coño las películas de los setenta canales de el cable que llega a mi casa son las mismas. Me sé los parlamentos de memoria.

Les escribí en otra crónica que habían matado a un Sargento en Neo Trigal. Dicen que fue un suicidio. Dicen que lo mataron sus propios amigos. Dice el gobierno que fue un asesinato de los estudiantes. El resultado final es que están haciendo hayanamientos en los tres trigales. Buscan el arma. Buscan armas.

En las redadas puede caer uno.  Hay muchos reportes de gente que cae en la redada y ya tú sabes. En los enfrentamientos puede quedar uno atrapado entre dos bandos. En un embotellamiento un encapuchado te tira una molotov y se te quema el carro. Con el odio que hay hacia los cubanos, y yo que hablo cubano cubano me pueden caer a coñazos.

 El Táchira sigue en rebeldía contra el gobierno. El zulia idem. Mérida. Carabobo. Parte de Caracas.

Pero estamos en carnaval. La oposición llama por los Twitter a la resistencia tres días más pues el ejército se les va a unir o va a dar un golpe. Quién sabe. Las emisoras anuncian las ofertas de carnaval.

Esta noche es la entrega del Oscar.

 Ya es marzo y no escampa. Hace muchos días que uno se juega el pellejo todos los días.

Hay que cuidarse, porque tanto va el cántaro a la fuente, hasta que lo rompen.

 

 moya

valencia

2014























1 comentario:

  1. Hola Rogerio, contento con tus crónicas, me trasladaste en mis sueños reales de mi ciudad chiclayo Perú a Valencia Venezuela.
    Muy triste y preocupado por mi familia, mi barrio, mi segunda patria Venezuela; acá se siente que Maduro va a caer en cualquier momento y también la ONU con La Haya sean los que juzguen a estos criminales.
    Gracias por trasladarme a los lugares de los acontecimientos y a estar presente en nuestro barrio, saludos a tu esposa, a nuestra gente......
    Seguire los hechos....

    ResponderEliminar