domingo, 20 de octubre de 2013

YA LES ESCRIBÍ QUE NO HABÍA ARREGLO


QUIERO EQUIVOCARME. ME DUELE RENDIRME A ANTE EL CÚMULO DE EVIDENCIAS

QUE APLASTAN MI ESPERANZA. NO HAY ARREGLO, SI CONTINUAMOS POR ESTE CAMINO, LA SOCIEDAD HUMANA DESAPARECERÁ.



He leído el Jueves que según estudios de especialistas de la ONU, el uno porciento de los habitantes de la Tierra posee el 42 porciento de las riquezas del planeta. Unos 70 millones de terrícolas vacilamos de lo lindo mientras que 6930 millones la pasan terrible, vaya, como ratón en ferretería.

 

Esto es si somos 7 mil millones. La cifra real no me la sé y se puede buscar en la web. Lo importante es la relación que hay entre UNO y noventa y nueve.

 

Otros investigadores muy serios escriben que el 15 porciento de todos los seres humanos consume el 90 por ciento de las medicinas.

Yo consumo tres o cuatro pastillas diariamente, soy bastante culpable.

 

Si atendemos al estómago, a la comida, dice la FAO, o la UNICEF, da igual, que unos 900 millones de seres humanos padecen hambre crónica.

 

Pero esta piedra sí es un pedrusco aterrorizante. Resulta que en este jardín de derechos humanos convivimos, alegremente, con unos 30 millones de esclavos. Casi la mitad en la India, según un grupo de estudios radicado en Australia.

La resistencia pacífica es tierra fértil para la proliferación de la esclavitud humana. Por lo menos se me ocurre pensar a mi,  que me distingo por mi catastrofismo, porque los indios o hindúes, como quiera usted calificarlos, son los papas de la resistencia pacífica.

Personalmente nunca me ha gustado aguantar, ni poner la otra mejilla. Estoy lleno de defectos.


Lean esta prenda, entre 246 y 160 millones de niños tienen que trabajar para vivir, o para sobrevivir. Hay mucha diferencia entre las cifras pero dicen los especialistas que se debe a la falsedad de los datos que ofrecen los gobiernos. Pero es que mas de 10 millones de niños realizan trabajo esclavo.

Y no se asombre, no. Tres millones de niños realizan trabajo esclavo en los países industrializados.

 

Estas  cifras conviven con  David Wineland, uno de los padres de la Física Cuántica, Premio Nóbel.

Esta física es la que  se encarga de estudiar los fenómenos a escala microscópica.

Como si dijéramos que es la ciencia que estudia el mundo de la culidilla, el bichito que molesta permanentemente a la ladilla.


Bueno, tenemos una esperanza, si el macro mundo revienta, se convierte en un agujero negro de desidia e irresponsabilidad, nos queda una oportunidad. Nos metemos en una placa Petri o en un porta objetivo y a gozar  y a bailar en la lente de un microscopio electrónico.


Habría que ver si alcanzan los átomos.

 

 

moya/2013

valencia





























  

2 comentarios:

  1. Excelente tu blog, un placer saludarte, sabes que mi padre te admiró siempre y con él toda su incondicional prole. Un abrazo, Chaos (dariel)

    ResponderEliminar
  2. Perla Marina Alcober24 de diciembre de 2013, 09:11

    Hola, Moya.
    Ha pasado mucha agua debajo del puente desde que estudiamos Periodismo. Tu estabas creo que un par de años adelantado a mi grupo. No conocía este blog y llegué a través de un link de Norberto Fuentes. Recuerdo que en el grupo tuyo estaban los de las grandes ligas. ¿Fuiste tú el que se quedó dormido en un banco del parque de los cabezones con el fusil al lado durante una guardia de milicia y acabó en la estación de policía de Zapata? ¡¡¡¡Qué tiempos aquellos!!! Un abrazo desde Miami.

    ResponderEliminar